Agradéceme luego: consejos para construir una buena relación con tu neurólogo

Tu nueva vida comenzó cuando escuchaste esas cuatro palabras tan temidas: “usted tiene esclerosis múltiple”.

Recibir un diagnóstico recientemente es como subir a una montaña rusa, y encontrar el sentido a tu diagnóstico no es tarea fácil. Es difícil comunicarse de manera adecuada en los momentos más importantes y concentrarse en la información mientras recibes tu diagnóstico es un desafío. Todo lo que escuchas ese día es importante y a medida que comprendas esas palabras, intentarás analizar tus inquietudes sobre el futuro, los posibles tratamientos y lo que puedes hacer para que esta transición emocional sea lo más fácil posible.

A partir de este momento, verás regularmente a tu neurólogo, por lo que si tu neurólogo no es comunicativo o no te hace sentir lo suficientemente cómodo como para hacerle muchas preguntas, elige a otro médico. Tienes la libertad de hacerlo en cualquier momento. Debido a la naturaleza de la EM, te mereces a alguien que se siente contigo y escuche activamente lo que tienes para decir.

Una relación adecuada con tu neurólogo se basa en la confianza y el respeto. Por tu parte, la honestidad absoluta con tu médico será clave. Y establecer una relación positiva con tu médico hace que analizar los detalles esenciales de la vida con EM sea muy fácil.

También es posible que descubras que cuando tienes una relación positiva con tu médico, estarás más satisfecho con tu atención, lo que puede llevar a obtener mejores resultados. Si deseas que la relación con tu neurólogo funcione, estos son algunos pasos que puedes dar:

• Intenta ponerte más en sintonía con tu cuerpo, dolor o discapacidades. Al ponerte en contacto con tu cuerpo, podrás decirle a tu médico exactamente lo que sientes.

• Prepara una lista de preguntas que necesitas analizar y escribe un resumen de tus planes de tratamiento.

• Comparte absolutamente toda la información que pueda ser útil para tu médico.

• Pide más detalles si tu médico explica algo que te cuesta mucho comprender.

• Si no estás conforme con tu atención o sientes incertidumbre sobre las recomendaciones de tu médico, busca una segunda opinión en otro sitio.

• Se consciente de que, al igual que tú tienes determinados derechos y responsabilidades en la relación médico/paciente, tu médico también los tiene.

Antes de mi diagnóstico, la rebelde que llevo dentro decidió que sería fuerte, continuaría trabajando duro, me iría de vacaciones, saldría con amigos, y haría muchas cosas más, como si todo estuviera bien. Era joven y no quería dejar que nada me derrotara, a pesar de sentirme débil como una toalla húmeda.

Sin embargo, el día de mi diagnóstico, mi neuróloga dijo “A partir de este momento debes cambiar tu estilo de vida y tu trabajo”. Quedé atónita porque sus palabras iban directamente en contra de lo que yo me había prometido.

¿Le hice caso? Dejaré que adivinen la respuesta.

Ella me informó rotundamente cosas que debía hacer y cosas que debía dejar de hacer, y yo estaba comprometida con comprobar que ella se equivocaba. Su obstinación venía de años de trabajar en el campo de la EM, la mía venía de una forma irrealista de ver mi nuevo futuro con EM.

Me tomó un tiempo aceptar que su equipo de excelentes neurólogos hacen un trabajo extraordinario al ser expertos en su campo. Con el tiempo, también me di cuenta de que ella tenía razón con sus recomendaciones. Incluso cuando tú sabes lo que se siente tener EM, tu neurólogo conoce los tecnicismos. Por eso encuentra alguien en quien confíes, alguien a quién le importe tu salud y se mantenga actualizado con las últimas novedades en el campo de la EM.

Ahora estoy muy feliz con mi neuróloga. Ella es una fuerza para tener en cuenta en Irlanda y participa en ensayos clínicos así como también en el respaldo de sus pacientes. Y si bien ella está muy ocupada, cuando voy preparada, sé que recibiré todas las respuestas que necesito.

Al final, la relación con tu neurólogo será una de las relaciones más importantes que tendrás en tu vida médica. Elige sabiamente.

Biografía de un cerebro

Si tienes EM, entonces probablemente conozcas más sobre el funcionamiento interno de tu cerebro que la mayoría de las personas. Aquí está un repaso rápido del cráneo, en caso de que te lo hayas perdido.

Leer más

La EM y la melatonina: ¿es posible que el invierno mejore tus síntomas?

Exploramos la posible conexión entre el clima frío, la melatonina y la esclerosis múltiple.

Leer más

La verdad detrás de tu taza de café: ¿puedes realmente reducir el riesgo de sufrir EM?

¿Puede el café reducir el riesgo de desarrollar esclerosis múltiple? Obtén más información en Living Like You

Leer más

Este sitio web pretende usar cookies para mejorar el sitio y su experiencia. Al continuar navegando el sitio, usted acepta nuestro uso de cookies. Si desea más información o no desea que coloquemos cookies cuando utilice el sitio, haga clic aquí: Acerca de las cookies
No volver a mostrar esto