Toma el control de tu EM

Cuando te diagnostican esclerosis múltiple, tienes dos opciones: combatir la enfermedad de manera pasiva o activa. Si decides combatirla de manera pasiva, la enfermedad puede tomar el control de tu vida y condicionar las actividades de tu día a día.

La otra opción es hacerlo de forma activa, siendo un paciente activo. Pero, ¿eso qué significa? Significa preocuparte por tu salud y saber gestionar bien tu enfermedad; tener el conocimiento e implicarse en el autocuidado personal para conseguir la mejor atención sanitaria y la mejor calidad de vida posibles.

Combatir tu EM de forma activa significa convertirte en el protagonista de tu vida: tú eres quien mejor sabe cómo te encuentras. Debes sentirte preparado para aprender acerca de tu enfermedad, pero no debes dejar que esta te impida vivir una vida plena, al margen de algunos ajustes en tu estilo de vida para adaptarte a tu condición física y emocional.

Las redes sociales también han ayudado a fortalecer a los pacientes: les han permitido expresarse, compartir experiencias y encontrar la información que necesitan.

Los beneficios de combatir tu EM de forma activa son:

• Estarás mejor informado acerca de la esclerosis múltiple, de modo que entenderás mejor tu enfermedad y sus síntomas, y sabrás reconocer los signos de una recaída. El conocimiento es poder y estar informados nos ayuda a reaccionar mejor ante cualquier situación.

• Estarás más comprometido a mejorar tu salud y la atención médica que recibes.

• Mejorar la comunicación médico-paciente te permitirá hablar mejor con tu neurólogo y participar activamente en las decisiones. Podrás formular las preguntas adecuadas y comprender mejor las explicaciones de tu médico.

• Compartir experiencias con otros pacientes que están “viviendo como tú” te reconfortará y te animará a seguir avanzando. También puedes aprender de las experiencias de otros y encontrar respuestas a tus preguntas diarias. No hay mejor maestro que alguien que está pasando por lo mismo que tú.

• Un paciente activo tiene una mayor motivación y necesitamos esa “energía” crucial para promover hábitos saludables y ser más constantes.

Participar activamente en las redes sociales puede representar un importante apoyo emocional, una especie de terapia de grupo para ayudar a otras personas, quienes a su vez te ayudarán a ti y enriquecerán tu vida. Aunque el diagnóstico de EM puede parecer desalentador en un principio, hay formas de controlar activamente la enfermedad: no dejes que sea ella la que te controle a ti.

Dedica tiempo a tu familia y amigos, sigue trabajando o estudiando, no abandones tus hobbys ni actividades de ocio… y el día en que “ella” aparezca, asegúrate de tener todos los recursos para controlarla. Recuerda: el mayor logro de tu vida es ser feliz y eso no depende de una enfermedad: ¡depende de ti!

No sea su peor enemigo

Cuando se trata de llevar una vida saludable y plena, el odio puede ser su peor enemigo. Lea por qué Jamie decidió dejar el odio donde tiene que estar: en el pasado.

Leer más

Mi propósito: ser más firme en mis decisiones

Karen comparte por qué está comprometida a hacer valer sus decisiones un poco más.

Leer más

El diario de mi EM

Cuando a Karen le diagnosticaron esclerosis múltiple en 2007, el mundo que ella conocía colapsó. O eso pensó ella.

Leer más
Este sitio web pretende usar cookies para mejorar el sitio y su experiencia. Al continuar navegando el sitio, usted acepta nuestro uso de cookies. Si desea más información o no desea que coloquemos cookies cuando utilice el sitio, haga clic aquí: Acerca de las cookies
No volver a mostrar esto