EM y embarazo - Parte 2: ¿El embarazo tiene algún impacto en la EM?

El embarazo es un momento emocionante, pero también puede ser incierto debido a los cambios físicos y emocionales que conlleva. Si tienes esclerosis múltiple, es probable que tengas algunas preocupaciones adicionales sobre los próximos nueve meses. Te estarás preguntando cómo la esclerosis múltiple puede afectar tu embarazo. Sin embargo, también es importante entender de qué forma el embarazo puede impactar en la EM.

Para obtener información, hablamos con la Dra. Magnhild Sandberg-Wollheim, profesora adjunta de neurología en el hospital de la Universidad de Lund en Suecia, y una experta en embarazos con EM. A continuación conoceremos formas en que el embarazo puede afectar a la EM. En la primera parte de esta serie, exploramos el posible impacto de la EM en el embarazo.

¿Los cambios hormonales afectarán mi EM?

Sí, probablemente lo harán, pero no de la forma que imaginas. “En el pasado, existía un temor a que el embarazo pudiera causar recaídas en mujeres con EM”, explicó la Dra. Sandberg, “pero ahora sabemos que suele ocurrir lo contrario. Para muchas mujeres, su tasa de recaídas se reduce durante el embarazo, en especial durante las últimas 12 semanas”.De hecho, un estudio descubrió que la tasa de recaídas se redujo hasta en un 70 % durante el tercer trimestre. “En parte, esto puede deberse al aumento de niveles de la hormona del embarazo estrógeno que tiene un efecto atenuador sobre el sistema inmunitario” .

¿Deberé enfrentar más desafíos físicos?

Debido a las exigencias nutricionales adicionales y el aumento de peso del bebé, la fatiga es común en la mayoría de los embarazos, por lo tanto, si ya tienes niveles bajos de energía, podrías sentirte más cansada. A la mayoría de las mujeres les cuesta dormir sin interrupciones durante el embarazo, así que esto también puede impactar en los niveles de fatiga. “Los problemas de espalda y vejiga existentes pueden verse exacerbados por el embarazo, ya que el bebé en crecimiento presiona tu esqueleto y vejiga, comentó la Dra. Sandberg. La movilidad también puede representar un desafío. “Si ya tienes problemas para caminar, entonces el peso adicional del bebé puede sumar otra complicación”. Ante cualquier síntoma, consulta a tu médico, fisioterapeuta o partera si estás preocupada. “Puedes quedarte tranquila, cualquier problema relacionado con el embarazo probablemente se resolverá cuando nazca el bebé y tu cuerpo regrese a su estado previo al embarazo”, agregó la Dra. Sandberg.

¿Qué debo esperar después del parto?

“Una investigación indica que el riesgo de recaídas es levemente superior durante los primeros meses posteriores a dar a luz”, explicó la Dra. Sandberg, “Sin embargo, realmente solo cerca de un tercio de las mujeres experimentan una recaída durante este período, y la tasa de recaídas vuelve a la normalidad de seis a nueve meses después”. De cualquier forma, el primer año después de dar a luz puede ser demandante para todas las mamás, por eso es importante que te mantengas en contacto con tu equipo de atención de la salud durante este período y que informes cualquier cambio a tu neurólogo.

¿Tener un bebé afectará mi EM a largo plazo?

Posiblemente haya buenas noticias en este aspecto. “Aunque no hay evidencia certera, algunos estudios sugieren que tener hijos puede tener un efecto positivo en la EM a largo plazo”, comentó la Dra. Sandberg. Un pequeño estudio, por ejemplo, descubrió que las mujeres que quedaron embarazadas después de ser diagnosticadas con EM tuvieron una tasa de recaídas más baja hasta 10 años más tarde, en comparación con las mujeres que no quedaron embarazadas después del diagnóstico. Mientras tanto, un estudio sueco descubrió que las mujeres con EM que quedaron embarazadas después del diagnóstico tuvieron un riesgo considerablemente reducido de conversión a la EM progresiva secundaria en comparación con mujeres que no lo hicieron. “No sabemos con precisión por qué el embarazo podría disminuir el progreso de la enfermedad a largo plazo”, comentó la Dra. Sandberg, “pero es probable que las hormonas sexuales segregadas durante el embarazo alteren la respuesta inmune de alguna manera”.

Eso no significa que tener tantos bebés como puedas sea la solución al tratamiento de la EM. “El embarazo, el nacimiento y la maternidad agregan demandas adicionales al cuerpo, por lo que es importante tener en cuenta estos aspectos a la hora de pensar en iniciar una familia”, advirtió la Dra. Sandberg. “Si ya estás esperando un bebé, tu equipo de atención de la salud debe estar trabajando junto a ti para asegurar que tu embarazo sea lo más tranquilo posible. Presta atención a tu cuerpo y no temas hacer concesiones especiales contigo misma”. También es probable que quieras dormir todo lo que puedas.

Queremos agradecer enormemente a la Dra. Sandberg-Wollheim por su tiempo y consejos de experta.

EM y embarazo - Parte 1: ¿Cómo impacta la EM en el embarazo?

¿La esclerosis múltiple afecta mi embarazo? Demos una mirada a los hechos. | Viviendo Como Tú

Leer más

Síntomas de la EM de los que no hablamos... como la disfunción sexual

¿Es usted una de las muchas personas con EM que presentan disfunción sexual? No está solo. La bloguera de Living Like You, Willeke, ofrece algunos consejos.

Leer más

Cómo mantener la energía viviendo con EM y criando hijos pequeños

¿Piensas que criar hijos pequeños es agotador? Intenta hacerlo con EM. La bloguera de LLY, Angela, comparte sus consejos y trucos para ahorrar energía:

Leer más
Este sitio web pretende usar cookies para mejorar el sitio y su experiencia. Al continuar navegando el sitio, usted acepta nuestro uso de cookies. Si desea más información o no desea que coloquemos cookies cuando utilice el sitio, haga clic aquí: Acerca de las cookies
No volver a mostrar esto