La vida después del trabajo: De qué manera el respaldo para pacientes se convirtió en mi trabajo favorito

Cuando decidí dejar de trabajar después de recibir el diagnóstico de esclerosis múltiple, de repente sentí como si estuviera frente a un océano de eternidad. Sin lugar a dudas, existen innumerables maneras de pasar el tiempo además de trabajar, pero encontrar algo que sea significativo, gratificante y realista es otra historia.

Hace diez años, cuando recibí el diagnóstico, me enteré de la sociedad nacional de esclerosis múltiple (EM), MS Ireland, pero nunca encontraba tiempo para participar activamente con ellos. Casi cinco años después del diagnóstico, y después de jubilarme a los 36 años, la sociedad volvió a hacerse presente. Empecé a trabajar como vocera voluntaria y a defender con ellos y para ellos. El trabajo de respaldo para pacientes se convirtió rápidamente en mi principal impulso y motivación y me inspiró el hecho de generar algo bueno a partir de una situación desfavorable.

Afortunadamente, la sociedad me dio mucho en qué pensar y defender. Desde antes ya me interesaba el respaldo para el paciente, como también me interesaba la política local y nacional, por lo que la elaboración de políticas ocupó un lugar importante en mi lista de intereses y era algo que podía hacer desde mi casa. Debido a la fatiga y al gran dolor crónico presente en mi vida por la EM, necesitaba flexibilidad para organizar horarios de descanso forzado y dormir cuando lo necesitara.

Toda organización o sociedad que deba abordar problemas médicos y de discapacidad no cuentan, simplemente, con el apoyo y los voluntarios suficientes. Las personas que dirigen ese tipo de organizaciones suelen ser personas físicamente aptas y, como no hay un “ideal de persona enferma” de quien aprender, necesitan de la “mirada interna” de lo que es vivir con tal o cual enfermedad.

Cuando puedo, asisto a sesiones y conferencias de lluvia de ideas y escribo para el blog de la sociedad de EM. En verdad, nunca se me cruza el tema del dinero cuando realizo tareas de respaldo para pacientes. Ayudar a los demás desinteresadamente enriquece mi vida infinitamente como jamás lo hizo otro trabajo. Sale del corazón, del deseo de mejorar un poquito la vida de aquellos a quienes no les gusta hablar o no tienen ni voz ni voto.

El trabajo de respaldo para pacientes y el escribir nunca se puede comparar con un trabajo remunerado, ya que este es mucho más gratificante mental y emocionalmente, y en otros aspectos, que ningún otro trabajo. Las interacciones que tengo con las personas que tienen EM, con la sociedad de EM, con los escritores, los políticos, con otras organizaciones, con las personas que conozco en conferencias y con el público en general, son irremplazables.

Ayudar a los demás es algo que siempre me ha interesado, y las tareas de respaldo para pacientes que realizo como voluntaria me aportan mayor felicidad y satisfacción que cualquier trabajo remunerado.

Consejos reales para mantenerse positivo al abandonar el trabajo

¿Vas a abandonar tu empleo a causa de la EM? No estás solo. La bloguera de Living Like You, Willeke, comparte sus consejos sobre cómo continuar.

Leer más
x

¿Nos sigues en Twitter?

Ya os estoy siguiendo @LivingLikeYou

x

¿Ya nos diste Me gusta en Facebook?

Viviendo Como Tú

Este sitio web pretende usar cookies para mejorar el sitio y su experiencia. Al continuar navegando el sitio, usted acepta nuestro uso de cookies. Si desea más información o no desea que coloquemos cookies cuando utilice el sitio, haga clic aquí: Acerca de las cookies
No volver a mostrar esto