Está bien reírse de los errores

Mi principal síntoma de la esclerosis múltiple es la fatiga, es mi perdición número uno. Cuando tengo fatiga, mi mente se desacelera, hago cosas distraída y digo cosas que no quiero decir. Uso las palabras equivocadas o pierdo mi línea de pensamiento por completo. No sé qué hago con las llaves de mi automóvil; no importa cuántas veces les designe un lugar nunca las encuentro allí. Todos los días emprendo una búsqueda por ellas y es algo que ya acepté. He probado dejarlas en un gancho, en un tazón, en el piano en el vestíbulo, pero no ha funcionado nada hasta ahora. Esta semana perdí mi bolso y las llaves. Busqué por todos lados. Le pedí ayuda a mi hijo de siete años que, sin más, me informó que las encontraría en el último lugar donde las dejé. Él no podía comprender cómo es que yo no podía recordar cuál fue ese último lugar.

Durante la búsqueda de mi bolso y mis llaves comencé a pensar en formas en las que la EM ha afectado mi concentración y cognición. Creo que es mi principal inquietud. Sin embargo, me cuesta no reírme de los pequeños errores que cometo. Si me lo tomara todo demasiado en serio, no podría soportarlo, por eso me río cuando puedo.

Una vez salí de mi casa sin ponerme la falda. Tenía puestas mallas, por lo que no fue tan serio, pero el hecho sigue siendo que salí de mi casa sin la falda. En ocasiones, tomo la ruta equivocada en caminos que conozco bien. Por ejemplo, si voy en camino al supermercado y pienso en algo que necesita mi hijo para la escuela, me encuentro yendo por el camino a la escuela en lugar de a la tienda. Dejo las llaves en la puerta y me olvido de cerrarla. La semana pasada mi pequeño hijo Adán estaba en la regadera y me pidió una toalla, y como era casi la hora de ir a acostarse, sin darme cuenta me encontré diciéndole que se acostara y se durmiera. Por suerte, él también puede verle la parte divertida a esto. Simplemente se ríe y con frecuencia recuerda lo que dije cuando estaba distraída.

Por más cursi que suene, la clave para reírte de tus errores derivados de la EM es pensar en el lado positivo. Cuando incentivas a las personas a que se rían contigo, pueden identificar y escucharte de forma divertida. De hecho, usar la risa como mecanismo para enfrentar la situación es una herramienta que utilizan muchos grandes comediantes, como Maysoon Zayid. Echa un vistazo a la charla TED “Tengo 99 problemas…y la parálisis es sólo uno“ para tener una motivación divertida.

Desde luego, soy un ser humano y en ocasiones no puedo reírme de la situación. Me frustro mucho cuando trato de explicar mi punto de vista y me olvidó de lo que estaba diciendo a mitad de la oración. Pero cuando es gracioso, ¡es gracioso!

¿El trabajo te está desanimando? Lo que debes hacer y lo que no para no decaer en el trabajo

Trabajar de 9 a. m. a 5 p. m. mientras vives con esclerosis múltiple puede ser un desafío. Estos son nuestros consejos de Viviendo Como Tú para mantener el impulso en el trabajo.

Leer más

Deja ese teléfono inteligente: la importancia de estar conectados

La bloguera de Viviendo Como Tú, Angela, comparte consejos sobre cómo mantenerse conectado mientras se vive con esclerosis múltiple.

Leer más
x

¿Nos sigues en Twitter?

Ya os estoy siguiendo @LivingLikeYou

x

¿Ya nos diste Me gusta en Facebook?

Viviendo Como Tú

Este sitio web pretende usar cookies para mejorar el sitio y su experiencia. Al continuar navegando el sitio, usted acepta nuestro uso de cookies. Si desea más información o no desea que coloquemos cookies cuando utilice el sitio, haga clic aquí: Acerca de las cookies
No volver a mostrar esto