No me siento culpable por criar a mis hijos desde el sofá

Hay cierto nivel de culpa que surge en relación a la crianza de los hijos cuando descubres que estás enfermo. Sentirse demasiado cansada para caminar o jugar, como síntomas de la esclerosis múltiple, puede hacerte sentir qué estás fallando como padre o como madre. Intentas continuar con tu rutina normal. Trabajar para mantener a tu familia y luego trabajar más en el hogar puede crear otros desafíos y generar culpa.

Me enfrenté bastante a la culpa al comienzo de mi diagnóstico, hasta que un día mi amiga Jess me dijo: “Jamie, basta”. Me envió una publicación sobre “Cómo criar a los hijos desde el sofá”. Lo que es más importante, me hizo darme cuenta de que estaba tratando de hacer todo sola, tratando de equilibrar una carrera, una familia y mi enfermedad, y que no hay tiempo ni lugar para sentirse culpable por eso.

Aprendes a aceptarlo a medida que avanzas en el camino de la EM. Para mí, por ser docente de educación especial, la vida se trata de adaptación. Aquellas personas que se adaptan, ante distintas situaciones, logran sobrevivir. Es así. Con eso en mente, te recomendaría que te olvidaras de la culpa y que fueras creativo con respecto a las técnicas para criar a tus hijos. El nivel de creatividad para criar a tus hijos desde el sofá variará según cuán avanzado te encuentres, cuántos hijos tengas, cuánta ayuda recibas, e incluso, cuánto dinero poseas. Ten en cuenta todo eso.

A partir de mi experiencia de padecer la enfermedad y ser madre, te contaré algunas cosas que he aprendido y que espero que te ayuden a lo largo de tu camino.

Incorpora la enfermedad (sí, la enfermedad) al juego

Estoy tan cansada todo el tiempo que a menudo jugar con mis hijos no es una opción. Para mi suerte, y la de otros padres que viven con EM, los niños son hábiles. Me piden que me tire en el suelo y construyen a mi alrededor el paisaje de una ciudad con sus bloques. El director de la escuela les dijo que cuando mami no se siente bien, se treparan al sofá e hicieran todo tipo de cosas locas con mi cabello y luego posaran conmigo. Alegremente, aunque algo avergonzada, los complazco. Mientras descanso, también hago todo lo que puedo por jugar con ellos y los aliento a dibujar, pintar o armar rompecabezas. Y por supuesto, ¡siempre hay libros! Asegúrate de estar abastecido, ya que los libros son salvavidas.

La comida es pan comido

La comida es todo un problemón con los niños. Durante una recaída, mientras me encuentro sola con mis hijos, los aliento a alimentarse de forma saludable pero con comidas sencillas que puedan preparar solos, como cereales. Si podemos despilfarrar en comida para llevar y pedir comida a casa, lo hago. Al final, me ahorra mucha energía y los niños lo consideran un regalo.

Arma tu equipo de apoyo

Todas las personas deberían tener un equipo a quién acudir en busca de apoyo. Si bien no tengo todo un sistema dotado de un séquito de apoyo, al menos tengo una persona con la que siempre puedo contar: mi suegra. Busca a alguien que comprenda los desafíos a los que te enfrentas, que pueda ayudarte y darte una mano con los niños cuando necesites descansar. Para sanar lo que necesitas es descansar.

Soy honesta y abierta con mis hijos en relación a mi enfermedad. Saben que desearía poder levantarme y jugar con ellos como pueden hacerlo los otros padres y siempre les hago saber cuán bendecida me siento los días en que aún puedo jugar físicamente con ellos. Los días que no puedo hacerlo, continúo agradecida y me pongo creativa con respecto a cómo pasamos tiempo juntos. La culpa está prohibida. Hacemos que funcione. Es increíble cuán buenos son los niños en mis peores días. Cómo contribuyen e intentan ayudar. Los niños se ponen a la altura de las circunstancias y, como luchadores contra la EM, nosotros también.

Si tienes consejos sobre cómo criar a los hijos desde el sofá, especialmente sobre cómo cambia ello a través del espectro, o historias acerca de la culpa que sientes mientras crías a tus hijos con una enfermedad, compártelos con nosotros en Facebook. Siento consuelo cuando conozco a otras personas que luchan con los mismos problemas que yo y que logran superar el cansancio, simplemente con alegría y amor en sus corazones. Ustedes son mi inspiración. Siempre.

Sabemos que no es fácil: trucos de una madre para criar a los hijos

Consejos para pasar tiempo con tus hijos sin gastar toda tu energía.

Leer más

Cómo mantener la energía viviendo con EM y criando hijos pequeños

¿Piensas que criar hijos pequeños es agotador? Intenta hacerlo con EM. La bloguera de LLY, Angela, comparte sus consejos y trucos para ahorrar energía:

Leer más

Una conversación con mis hijas

El bloguero de LLY, Declan, entrevista a sus hijas para saber cómo les afectó su EM.

Leer más
Este sitio web pretende usar cookies para mejorar el sitio y su experiencia. Al continuar navegando el sitio, usted acepta nuestro uso de cookies. Si desea más información o no desea que coloquemos cookies cuando utilice el sitio, haga clic aquí: Acerca de las cookies
No volver a mostrar esto