Alimentos para pensar: #MSLifeHacks de nutrición que te ayudarán y mejorarán tu EM

De todos los cambios que he hecho desde que me diagnosticaron esclerosis múltiple, el más beneficioso ha sido mi dieta. Y consultar con un nutricionista, a pesar de mi escepticismo inicial, ha sido de una ayuda enorme.

¿Cuántas veces hemos oído que nuestros cuerpos son templos, pero luego dejamos eso de lado con la esperanza de que las hamburguesas y las patatas fritas ofrezcan un valor nutricional? ¿Y cuántas veces nos hemos dicho a nosotros mismos que el azúcar, los postres y otras golosinas repletas de calorías no son tan malas? ¿No es cierto? ¡Incorrecto!

Lo que me enseñó mi nutricionista es que el azúcar puede afectar negativamente el sistema inmunitario1. También me dijo que no es bueno para las personas con una enfermedad autoinmunitaria como la EM, el lupus o la fibromialgia2. Sin embargo, otros alimentos pueden ser beneficiosos para el cuerpo, y mi nutricionista me ha ayudado a cambiar totalmente y para mejor la forma en la que concibo la nutrición. Ella me mostró que no se trata de tener la dieta saludable perfecta, se trata de hacer cambios pequeños y positivos que te ayudarán y mejorarán tu EM. Si bien fue todo un reto probar cosas nuevas al comienzo, he aprendido que algunos cambios simples en la dieta pueden marcar una enorme diferencia.

Estos son algunos de mis consejos útiles favoritos que hacen que comer más sano sea mucho más fácil. ¡Espero que estos consejos también te ayuden a amar los alimentos nutritivos!

¡Desayune mejor!

• Agrega un poco de zumo: el agua tibia con limón es una excelente manera de empezar el día. No solo es una opción hidratante, también es una manera fácil de activar su sistema digestivo3. Si el limón está demasiado firme, hazlo rodar sobre la mesa de la cocina para que se ablande y sea más fácil exprimirlo. De forma alternativa, puedes probar este consejo útil para tratar la EM colocando el limón en el horno de microondas durante 15 segundos.

Endulza de forma natural: los cereales o la avena son excelentes opciones de desayunos ricos en fibra, pero las versiones empaquetadas pueden tener demasiado azúcar y calorías vacías. En su lugar, intenta endulzar la avena simple de forma natural. Mis incorporaciones favoritas: una cucharadita de aceite de coco, dos cucharaditas de miel y una cucharadita de canela. ¡Sabroso y nutritivo!

Endulza con frutas: las bayas, como las fresas, las frambuesas y los arándanos, son una deliciosa manera de agregarle dulzura a la harina de avena, a los cereales o al yogur; además, agregar frutas en el desayuno es una fantástica manera de reducir el azúcar procesado y de aumentar el consumo de fibras. Además, al ser naturalmente deliciosas, comerlas es como darse un gusto.

¡A almorzar!

Prepara siempre comida adicional: cuando prepares el almuerzo, haz una cantidad suficiente a fin de que alcance para unas cuantas comidas. Preparar porciones adicionales de comida te garantizará tener una opción nutritiva a mano, incluso si estás cansado, y evitará que tomes decisiones poco saludables por comodidad.

Congela las porciones adicionales: ¿estás cansado de comer sobras? ¡Congélalas en recipientes para porciones individuales! Esto hago con la sopa y, de esta manera, cada vez que quiero un almuerzo saludable y reconfortante, sé que solo tengo que calentar en el horno de microondas una taza de sopa casera.

¡Pescado para la cena!

Incorpora los ácidos grasos omega 3: mi nutricionista me explicó que los ácidos grasos omega 3 pueden ser beneficiosos para las personas con EM,4 ya que se ha demostrado que ayudan a la concentración y al bienestar general del cerebro5. Para disfrutar de los beneficios de los ácidos grasos omega 3, intenta comer pescado al menos dos veces por semana. He probado diferentes tipos de pescado. Desde filete de atún, trucha y caballa hasta pescados no grasos, como la merluza, la lubina, el eglefino y el abadejo. Pruébalos todos hasta que encuentre el que le guste.

Mejora el sabor del pescado: confieso que odiaba el pescado. Luego, descubrí esta deliciosa y saludable preparación: cubre los filetes con miel, pásalos por pan rallado de trigo entero, y sazona con sal, pimienta y zumo de limón antes de hornearlos. Experimentar con diferentes sabores me ha ayudado a convertir algo que detestaba en una de mis comidas favoritas.

Opciones dulces

A mezclar: los batidos son una forma nutritiva y excelente de satisfacer el gusto por lo dulce. Descubrí que no solo hay que limitarse a las frutas. Prueba mezclando verduras de hojas verdes con un sabor ligero, como la espinaca o la col rizada, para aumentar tu ingesta de vegetales; apenas sentirás la diferencia. Otro consejo: suelo incorporar una porción importante de mantequilla de almendras o maní para agregar una opción de proteínas a mi dieta que causa saciedad. Unos deliciosos batidos te harán olvidar el helado y los batidos.

Reemplaza la crema: ¿te gusta mimarte con un chocolate caliente? Prueba a agregar una cucharadita de aceite de coco en lugar de crema; esto te otorgará riqueza y un delicioso sabor de manera natural. Le agradezco a mi nutricionista esta valiosa sugerencia.

¿Tienes algún consejo o truco para comer más sano? Compártela con nosotros en Facebook y Twitter.

¿Luchando contra tu peso? De qué forma tu talla podría afectar tu EM

¿No te quedan bien los jeans? Demos una mirada a la forma en que la esclerosis múltiple puede afectar tu peso. | Viviendo Como Tú

Leer más

x

¿Nos sigues en Twitter?

Ya os estoy siguiendo @LivingLikeYou

x

¿Ya nos diste Me gusta en Facebook?

Viviendo Como Tú

Este sitio web pretende usar cookies para mejorar el sitio y su experiencia. Al continuar navegando el sitio, usted acepta nuestro uso de cookies. Si desea más información o no desea que coloquemos cookies cuando utilice el sitio, haga clic aquí: Acerca de las cookies
No volver a mostrar esto