La mascota: ¿el mejor amigo de las personas con esclerosis múltiple?

Cualquier persona que haya tenido la dicha de tener una mascota podrá confirmar cuántas risas y amor incondicional brindan a lo largo de los años. Recuerdo a nuestro perro, un cruce de husky/dóberman: cuando era un cachorro solía ponerse detrás de mí cuando intentaba aullar como un lobo y como nunca le oía acercarse, del susto me hacía tirar cualquier cosa que tuviese en las manos. Lobo creció y se convirtió en un perro fantástico que me brindó una vida de amistad y muchos días buenos. Al día de hoy, todavía recuerdo y hablo de aquellos recuerdos maravillosos como si aún estuviese vivo.

Desde que emigré a Irlanda no he tenido un perro y se nota. A menudo les recuerdo a mis amigos que tienen perros que ofrezco servicios de cuidado de mascotas gratuitos, siempre y cuando pueda pasar un tiempo con sus perros y salir a caminar con ellos. Así, ellos pueden pasar un tiempo sin sus mascotas y yo puedo satisfacer mis necesidades mentales y emocionales. La ciencia también se pone del lado de las mascotas: algunos estudios de investigación sugieren que tener una mascota hace que la salud se vea beneficiada.

En las personas que pasan mucho tiempo solas o en casa, la compañía de gatos y perros puede generarles una sensación de bienestar. La soledad, la ansiedad, la depresión y el aislamiento se reducen si se tiene a un animal alrededor y se cuida de él. Recibir amor incondicional de las mascotas mejora la autoestima y el valor propio y reduce la depresión.

Ciertos estudios de investigación han demostrado que las personas que tienen mascotas van al médico con menos frecuencia, se sienten menos estresadas y más activas y poseen corazones más sanos. Sacar a pasear a un perro, por ejemplo, también tiene beneficios de interacción social: es más fácil hablar con un extraño, por ejemplo alguien que tiene un perro o se detiene a admirar el tuyo, que cuando caminas solo. Durante la vida de mi perro fueron varias las personas que se acercaron o preguntaron desde el otro lado de la calle de qué raza era, porque como su nombre sugería, tenía el aspecto de un auténtico lobo. ¡Dudo que esas personas se hubieran detenido a hablar conmigo si yo hubiese estado allí caminando sin mi perro!

Otra ventaja de tener un perro, o incluso de simplemente estar en la misma habitación que un perro, es que puede reducir tu presión arterial. Acariciar a un perro puede reducir el colesterol y la presión arterial. Otras formas en que los perros pueden motivarte es que te ayudan a levantarte y a salir a caminar por las mañanas. Logran que hagas deporte sin darte cuenta.

Debido a que la esclerosis múltiple (EM) y la movilidad limitada afectan directamente todos los aspectos de la calidad de vida, un estudio preliminar sobre perros de servicio y disfunción de la marcha descubrieron una mejora en la velocidad cuando las personas caminaban con un perro de servicio en comparación con cuando caminaban solas. Ahora, los autores del estudio esperan que se realicen más investigaciones relacionadas con la movilidad y los perros de servicio.

Las mascotas también son valoradas en otros entornos terapéuticos y de rehabilitación, ya que brindan amor, compañía y amistad a las personas con discapacidades. Algunos perros están entrenados en actividades especiales para ayudar a las personas que padecen EM.

Están entrenados para ayudar a las personas que padecen EM a ponerse de pie o a salir de la cama cuando experimentan problemas de inestabilidad y pérdida del equilibrio. A menudo detectan cuando estás cansado y te guían hasta un lugar donde puedas recostarte o sentarte. Brindan una ayuda inconmensurable que no debe subestimarse.

Sin embargo, en vez de tomar una decisión precipitada, lanzarse al vacío y adoptar una mascota, hay algunas consideraciones para tener en cuenta. ¿Qué tipo de mascota quieres? Grande o pequeña; que ya esté bien entrenada o no; que requiera mucha actividad y caminata o un perro más tranquilo; de pelo corto o largo: es bueno saber de antemano lo que buscas en una mascota. Además, si nunca tuviste una mascota, es una buena idea pasar algo de tiempo con las mascotas de tus amigos para poder ver cómo es vivir con una.

Al final, cada caso debe ser evaluado por su propio mérito. Si al final eliges tener una mascota, disfruta los momentos junto a ella, porque no es “solo una mascota”: también forma parte de tu familia.

Tener conciencia plena en el trabajo

No permitas que el trabajo te abrume la vida con estos consejos para desarrollar la conciencia plena.

Leer más
x

¿Nos sigues en Twitter?

Ya os estoy siguiendo @LivingLikeYou

x

¿Ya nos diste Me gusta en Facebook?

Viviendo Como Tú

Este sitio web pretende usar cookies para mejorar el sitio y su experiencia. Al continuar navegando el sitio, usted acepta nuestro uso de cookies. Si desea más información o no desea que coloquemos cookies cuando utilice el sitio, haga clic aquí: Acerca de las cookies
No volver a mostrar esto